Ilustre Hermandad y Cofradía de Nazarenos de Nuestro Padre Jesús Nazareno, María Santísima de la Amargura y Santa Mujer Verónica (Nazarenos - El Encuentro)

sábado, 25 de marzo de 2017

HOY SERÁ BEATIFICADO NUESTRO REFUNDADOR DON PEDRO MARTÍN ABAD


Hoy sábado 25 de marzo será beatificado nuestro refundador D. Pedro Martín Abad,  junto con 114 mártires más de Almería, ante 4 cardenales, 21 obispos y el Nuncio Apostólico de Su Santidad, además de autoridades regionales, provinciales y más de 40 alcaldes, en el Palacio de Exposiciones y Congresos de Aguadulce, en un acto sin precedentes que comenzará a las 11 de la mañana y al que asistirán más de 6.000 personas. La Hermandad, como no podía ser de otra manera, asistirá en su totalidad, para mostrar su apoyo y agradecimiento a nuestro refundador, del que está más que orgulloso.  

Siervo de Dios don Pedro Martín Abad (Vera, 30 de noviembre de 1902 – Tabernas, 31 de agosto de 1936)

Nacido en una piadosa familia de comerciantes, que lo consagraron al Sagrado Corazón nada más nacer, fue bautizado en la Iglesia Parroquial de su ciudad natal a los tres días de su nacimiento. Niño humilde y muy unido a sus hermanos, ingresó en 1914 en el Seminario de Almería.
Aún como seminarista fue nombrado Organista del Seminario; en 1922, Sacristán del Convento de las Puras y, dos años después, Organista del Sagrado Corazón de Almería. En 1924, tras brillantísimas oposiciones, tomó posesión del beneficio de primer Organista de la Catedral de la Encarnación de Almería. A la música sagrada y al templo catedralicio dedicaría el resto de su existencia.
Recibió el presbiterado el once de octubre de 1925. 
En 1928 fundó la Ilustre Cofradía de Nuestro Padre Jesús Nazareno y María Santísima de la Amargura, conocida rápidamente por los almerienses como El Encuentro.
Oculto en la casa de la familia Bolea al comenzar la Persecución Religiosa, al enterarse de la detención del beato don Diego Ventaja dijo: «Sí han detenido al señor Obispo, ¿por qué no me he ido yo también con él? » Instantáneamente abandonó su refugio y fue detenido el veintisiete de agosto de 1936. Preso en el barco Astoy Mendi, fue sometido a terribles torturas. Como se negó a blasfemar, un compañero de cautiverio recuerda que: «Lo sacaban a cubierta para pegarle y le hacían pasar tormentos horrendos, amarrándolo con una cuerda al cuello, subiéndolo y bajándolo por una polea. »
Enfermo por las torturas, fue martirizado a los treinta y cinco años. Junto a su cadáver, salvajemente mutilado, su hermano encontró las medicinas que le había enviado y no le dejaron tomar.

No hay comentarios:

Ilustre Hermandad de Ntro. Padre Jesús Nazareno y Ntra. Sra. de la Amargura

Hermandad del Encuentro

var digit="classic";var page="8231bd1f5948267857d4413d2d2483d0";var ide="1232458641";